joomla templates

Sábado 12 de Noviembre de 2016 23:49

13 noviembre: Santa Agustina

La Fiesta de Santa Agustina este año, querido por Papa Francisco como año Santo de la Misericordia asume un significativo todo especial. Podemos por lo tanto serenamente ubicar a la Santa de Pozzaglia entre las Santas de la Misericordia, las Santas que con su vida han hecho sentir la cercanía del amor de Dios, el amor y la comunión perfecta que está entre las Personas de la Santísima Trinidad, a tantas personas que vivían en su tiempo gracias a su ejemplo y a su intercesión, también lo es hoy, en nuestro tiempo, en la miseria. Misericordia quiere decir por lo tanto que el amor que viene del corazón, de las entrañas paternas y maternas de Dios, juntas se ponen al lado de la miseria material y espiritual.

… Esta Misericordia de Agustina (antes Livia) la ha sentido fuertemente a través del ejemplo de una familia honesta, trabajadora, religiosa, donde se acostumbraba a hacer el bien. Ha recibido amor, aquel amor familiar así tan importante también hoy, para que los hijos crezcan felices, sin muchos complejos, capaces de donarse a los otros y por amor saberse comprometer...

Agustina, gran trabajadora no tenía miedo de comprometerse para defender los derechos de sus compañeros de trabajo adelante del fenómeno de contratos ilegales que también en ese tiempo existía.

Pero la Misericordia de Dios que sentía ella como la ha sentido el apóstol Pablo – partiendo desde una situación distinta (Agustina nunca persiguió a Cristo y a la Iglesia …) – la ha empujado a donarse toda al Señor en el camino de la donación total, de la consagración religiosa, así en el año 1886, a los 22 años, entró en la Congregación de las Hermanas de la Caridad y como tal fue llamada a ejercitar el amor y la misericordia de Dios en el Hospital Santo Espíritu de Roma definido “el gimnasio de la caridad cristiana”. Amor y misericordia que encarnó, que ejerció saliendo de ella misma con Aquel que en manera perfecta salió di sí mismo por amor a nosotros – Cristo- hasta el heroísmo.

En un clima hostil a la fe – era el tiempo de la cuestión romana – mientras los religiosos y las religiosas fueron expulsados de los hospitales, se quitaban las cruces y a las hermanas le hacían la vida imposible, tanto de prohibirles de hablar de Cristo, Agustina con los hechos más que con las palabras, con una presencia silenciosa pero llena de Misericordia continuó a anunciar el Evangelio, la Misericordia de Dios a los hombres y mujeres que encontraba. Y así anunció el amor de Dios primero entre los niños, luego entre los tuberculosos donde se enfermó, amando a los pacientes más pobres, pecadores, violentos, obscenos como Romanelli que adelante de este ejemplo de amor, paciencia, perdón de Agustina la asesinará el 13 de noviembre del año 1894 recibiendo también en el lecho de muerte el perdón de Agustina, recibiendo la misericordia que recibía, queridos hermanos, debemos dar siempre a todos, sobre todo a quien tienen más necesidades!

Cierto es, que Agustina no solo practicaba la misericordia, la imploraba para ella y para el mundo, para ella y sus enfermos, para ella y sobre todo para los más pecadores así como Moisés hacía pidiendo a Dios de perdonar a su pueblo elegido mientras Dios los estaba llevando hacia la libertad, hacia la tierra prometida se construían sus ídolos, el becerro de oro para vivir como si Dios no existiera.

Queridos hermanos y hermanas, paisanos de Santa Agustina, queridas Hermanas de la Caridad co-hermanas de la Santa, queridos enfermeros y enfermeras, personal que trabajan en los hospitales y que hoy están aquí honorando a su Santa Patrona, probemos a preguntarnos si nos sentimos amados por Dios, en el caso de no sentirnos amados, probemos a mirar nuestros pecados, nuestras miserias, y pidamos perdón al Señor. Él nos persona siempre, –como lo repite el mismo Papa – somos nosotros que nos cansamos de pedir perdón…

Llenos de misericordia pidamos de ser capaz de anunciarla a los otros saliendo de nosotros mismos para ir hacia los otros y encontramos a nosotros mismos. Propongámonos de hacerlo no con palabras pero sí con gestos concretos, con la paciencia y la competencia en el trabajo, en las relaciones entre nosotros, con la caridad, con el perdón, con la alegría que da, el ser perdonados y el de perdonar; el ser amados y el amar, para que todos encuentren en nosotros, devotos de Santa Agustina, cristianos capaces de vivir la alegría del Evangelio y de transmitir con la honestidad de la vida, de la palabra dada, con fidelidad a Dios que nos ama, el amor y la misericordia, de paz y de alegría que juntos, uno al lado del otro, con el tiempo crearán un mundo bueno del cual todos, hoy más que nunca sentimos necesario.

La Virgen María, Madre de la Misericordia, y Santa Agustina intercedan por nosotros. Amén

Mauro Parmeggiani - Obispo de Tivoli

Homilía - fiesta de Santa Agustina Pietrantoni - Pozzaglia Sabina, Domingo 11 de septiembre 2016


Volver

arrow rtl volver

Partout dans le monde

passpartDescubra la revista de las Hermanas de la Caridad de Santa Juana Antida Thouret: una ventana abierta sobre la Congregación, la Iglesia y del mundo.

Si quieres saber la revista y recibir un número gratuito, usted puede enviar su solicitud a Esta dirección de correo electrónico:
m.jacqueline@suoredellacarita.org

www.partoutdanslemonde.it

Publicaciones

filo1

Esta sección presenta los principales libros que se relacionan con la historia de la Congregación, la vida de Santa Juana Antida y Sante. Y luego Cuadernos Espiritual, DVDs, y mucho más...
libri

 

leer mas

Utilidades
 Links
filo3
 Contactos
filo3
 Area Reservada
filo3
 Pedido de acceso al área reservada
filo3
 Inscripción en Newsletter
filo3

Segui en directafilo3