Jueves 11 de Abril de 2019 08:39

Escuchar la Palabra

Jueves de la V semana de cuaresma

11.04.2019 sp

 

Es un pensamiento cerrado que no está abierto (...) a la posibilidad de que Dios nos hable, nos diga cual es su camino, como hizo con los profetas. Esta gente no había escuchado a los profetas y no escuchaban a Jesús. Es algo más que obstinación. Es más: es la idolatría del propio pensamiento. "Pienso así, esto debe ser así y nada más". (...)

 

No hay posibilidad de diálogo, no hay posibilidad de abrirse a la novedad que Dios trae con los profetas, (...) cierran la puerta a la promesa de Dios. Y cuando en la historia de la humanidad aparece este fenómeno de pensamiento único, cuántos infortunios. En el siglo pasado, todos vimos las dictaduras del pensamiento único, que terminaron matando a tanta gente, pero desde el momento que se sentían maestros, no se podía pensar de otra manera. Se piensa así. (...) También hoy en día existe la dictadura del pensamiento único y esta dictadura es la misma de estas personas: coger las piedras para lapidar la libertad de los pueblos, la libertad de las personas, la libertad de conciencia, la relación de las personas con Dios. Y hoy Jesús es crucificado de nuevo.

 

(Homilía Santa Marta, 10 de abril de 2014)