joomla templates

Displaying items by tag: Siria

20 de diciembre de 2019 - Obispo de Alepo: comunidades debilitadas por el egoísmo de los individuos. El Niño Jesús vino al mundo en un momento de la historia marcado por la violencia, las privaciones y el sufrimiento, un panorama similar al que viven hoy los sirios y otros pueblos de Oriente Medio. La luz de su esperanza se encendió en la oscuridad, del mismo modo hoy puede iluminar las vidas de las personas que viven en medio de los problemas de estos tiempos difíciles. En cambio, muchos cristianos en Siria se dejan guiar por el egoísmo y usan la comunidad eclesial como una especie de red de asistencia a la que poder explotar, como si se tratase de una especie de agencia al servicio de sus intereses privados. Y este individualismo egoísta representa una trampa furtiva que debilita y apaga la vida de las comunidades cristianas de Oriente Medio en nuestro presente. Así lo escribe el obispo Georges Abou Khazen ofm, vicario apostólico de Alepo para los católicos del rito latino, en una carta navideña repleta de consideraciones tan inusuales como sabias sobre la condición actual de los cristianos en el Oriente Medio.

“Hace dos mil años -, comenta el obispo franciscano a la Agencia Fides, ilustrando los pasajes clave de su carta de Navidad -, Jesús vino a un mundo marcado por fenómenos y condiciones para nada diferentes de los que vivimos hoy: crisis, conflictos, guerras. Miseria y hambre. En aquel tiempo también existían los flujos migratorios hacia Egipto, hacia Roma o hacia Mesopotamia: Y entonces, ¿con qué valor podían los ángeles recibir el nacimiento de Jesús cantando la gloria a Dios en el cielo y la paz en la tierra a los hombres?. Fue posible precisamente porque el nacimiento de Dios hecho hombre no era un cuento de hadas, y no era una fake news. Era un evento real, que sorprendió y cambió los corazones de los pastores que llegaron a adorar al Niño Jesús, y los empujó a contar a los demás lo que habían visto".

La novedad que entró en el mundo con la encarnación de Cristo - agrega el Vicario Apostólico de Alepo -, es una promesa de salvación que se encamina hacia su cumplimiento a través de dificultades, resistencias, escepticismos e indiferencias de las cuales la historia humana está llena. Y en el camino, el milagro que puede sorprender al mundo es el de la esperanza de la que se llenan los corazones tocados y liberados por la gracia de Cristo, a pesar de que las condiciones históricas estén marcadas por el sufrimiento y la miseria”. En este sentido, el obispo Georges explica la condición actual de las comunidades cristianas locales aportando consideraciones que están lejos de los estereotipos que prevalecen en los medios de comunicación globales.

. “En el momento del nacimiento de Jesús, - señala el vicario apostólico de Alepo-, los ángeles no anunciaron ese evento admirable a un solo individuo, sino a una comunidad de pastores. A lo largo de la historia, la maravilla del evento cristiano une a las personas y las transforma en comunidad”. Mirando al presente, el obispo franciscano recuerda que muchas razones y problemas, relacionados con el conflicto sirio, han contribuido a debilitar las comunidades cristianas locales en los últimos años. Pero luego indica como un factor determinante de este debilitamiento, la actitud de muchos que consideran a la comunidad como un tipo de organización al servicio de sus intereses personales. "Con gran dolor - escribe el obispo Georges-, me doy cuenta de la pérdida del sentido de pertenencia a la comunidad en un cierto número de adultos, que desafortunadamente transfieren esta mentalidad a sus hijos. Pertenecemos a la Iglesia. Si la Iglesia permanece unida, las puertas del infierno no prevalecerán. Y en la comunidad cristiana, cada persona debe estar atenta al bien de los demás, antes que a sí mismo". En cambio, sin esta experiencia, cada individuo se vuelve más frágil y vulnerable, también a merced de las herramientas de comunicación social (el Obispo menciona explícitamente el ejemplo de los teléfonos inteligentes) que no sirven para unir a las personas sino más bien terminan aislando a cada individuo en el su soledad individualista.

Observando dolorosamente estos procesos de disgregación, el obispo Abou Khazen desea a todos que precisamente la Navidad se convierta en una oportunidad para la conversión interior, "para eliminar todas las ideas egoístas e individualistas que nos han sido inculcadas". “La unidad de las comunidades cristianas - remarca el vicario apostólico de Alepo-, es un testimonio sorprendente para todos aquellos que, mirando a los cristianos en comunión unos con otros, pueden exclamar: ‘¡miren cómo se aman!’, ‘Es un milagro’ El milagro del amor”, agrega el obispo Georges.

“No podemos alcanzarlo solos, sino por la gracia de Dios. ‘No me elegisteis vosotros, sino que yo os elegí’, dice Jesús. Debemos pedir esta bendición, buscarla a través de pequeñas iniciativas y gestos sencillos. En el espíritu de la comunidad, nos sentimos seguros. Yasí, también el sufrimiento que estamos experimentando en estos tiempos se diluye”. “Cuando Jesús vino al mundo - concluye el pastor de la comunidad católica del rito latino- , la gente caminaba en la oscuridad, distraída, y la luz divina, la luz de la fe, los atrajo y los reunió. Espero que nosotros también podamos ver esta luz y unirnos bajo la bandera de Cristo, el Salvador del mundo”. (GV) (Agencia Fides 19/12/2019)

Published in Noticias
Miércoles, 04 Diciembre 2019 18:37

LÍBANO 1.500 refugiados sirios dejan el país

4 de deciembre de 2019 - Cerca de 1.500 refugiados sirios han dejado ayer el Líbano, en el cuadro de las operaciones supervisadas por la seguridad nacional, en colaboración con el gobierno del presidente Bashar al-Assad. Las operaciones de repatriación, iniciadas desde hace tiempo pero que hasta ahora han encontrado escasa aplicación, se realizaron a través de los pasos fronterizos de Masnaa, Qaa, Abboudiyé y Zamrani.

En los últimos años también la Iglesia libanesa había lanzado, en varias ocasiones el peligro de una gravísima crisis económica, política y social para el país, relacionada con la presencia de los prófugos olvidados como los libaneses”. En el momento de mayor criticidad, el país de los Cedros había acogido a casi 2 millones de personas en fuga de la guerra y la pobreza, frente a un población de 4,4 millones de habitantes.

Según una nota difundida durante la tarde por la dirección general de la Seguridad general, que se ocupa de las operaciones de repatriación, “un total de 1498 refugiados volvieron a Siria”, en el contexto de una operación de “repatriación voluntaria”. La iniciativa se realizó con la cooperación del Alto comisariado de la ONU para los refugiados (UNHCR).

La agencia oficial Ani refiere que un grupo de 500 refugiados partió de la Békaa. Otros 300 pasaron a través de la frontera de Joussiyé y 200 por los asentamientos en el pueblo de Ersal. Decenas de familias han dejado el pueblo de Qaa, A éstos se agrega el grupo partido de Bourj Hammoud, en Beirut. 

Siempre en la capital, un grupo formado por 71 familias se encontró en la ciudadela del deporte y de aquí fue transportada hacia la frontera a bordo de autobuses verdes, concedidos  por el gobierno sirio. Otro manípulo de diputados de 25 refugiados dejó Nabatiyé, en el Líbano del sur, bajo la supervisión del ejército. Movimientos se registraron también en el norte, con un grupito-el número no fue precisado-que dejó Trípoli para volver a su país de origen. 

Antes de ponerse de viaje, los niños fueron vacunados bajo la supervisión del ministerio libanés de la Salud.

También en el norte, diversas familias de refugiados que vivían desde hace tiempo en los pueblos de la región atravesaron la frontera de Abboudiyé, aprovechando las operaciones de retorno con los medios puestos a disposición por Damasco.

Asianews

Published in Noticias

17 octubre 2019 - El Consejo de Iglesias de Oriente Medio expresa su tristeza y preocupación por las víctimas de los enfrentamientos entre manifestantes y agentes de la ley ocurridos recientemente en Irak, así como por la ofensiva militar liderada por Turquía en las regiones del norte de Siria que podría tener “graves repercusiones en la integridad territorial” de ese país y agravar la emergencia humanitaria para millones de refugiados y personas desplazadas de la región.

En una declaración emitida por los organismos oficiales del MECC, los líderes de este organismo ecuménico llaman a la oración “para que termine la violencia y se proteja la dignidad humana de todos”, al tiempo que reafirman “el derecho de los pueblos a la autodeterminación de acuerdo a los valores de amor, justicia, derechos humanos y responsabilidad común en la construcción de la paz”.

La declaración del MECC concluye con un llamamiento a la conciencia de todos, para que las partes involucradas detengan “la espiral de guerra y violencia en la región”. El Consejo de las Iglesias de Oriente Medio fue fundado en 1974 en Nicosia y actualmente tiene sede en Beirut. Su objetivo es facilitar el entendimiento entre las comunidades cristianas de Oriente Medio en cuestiones de interés común y favorecer la superación de diferencias de naturaleza confesional.

Souraya Bechealany, cristiana maronita, profesora de teología en la Universidad Saint-Joseph de Beyrouth, fue elegida secretaria general del MECC en enero de 2018 y, junto con sus colaboradores, emprendió un proceso de reestructuración de este organismo ecuménico.

(GV ) (Agencia Fides 16/10/2019)

Published in Noticias
Lunes, 07 Octubre 2019 18:11

SIRIA En los niños el drama de la guerra

7 octubre 2019 - Arzobispo maronita de Damasco: Una infancia entre angustia, amargura y preocupación. Turquía está preparada para lanzar una imponente ofensiva militar “al este del Éufrates, con el objetivo de crear una zona segura en el norte del país y favorecer el retorno, en modo voluntario- de los refugiados sirios hoy tras las fronteras. Pero, el verdadero de las tropas de Ankara-que parece haber recibido el nulla osta de los EEUU, que en breve iniciarán las operaciones para el retiro-son las fuerzas kurdas del YPG, protagonistas de la lucha contra el Estado islámico (EI. ex ISIS) al lado de los EEUU.

Esta mañana el presidente Recep Tayyip Erdogan declaró que no tolera más “las amenazas de los grupos terroristas (leer los kurdos) y “pronto entrará dentro de territorio sirio”. Las palabras del líder de Ankara llegan al terminar un coloquio con el inquilino de la Casa Blanca, durante el cual se discutió sobre la operación. Al respecto, Donald Trump precisó que “las fuerzas estadounidenses no sostendrán, ni estarán involucrados en la operación y las tropas de EEUU no estarán más en las inmediatas cercanías”. 

Después de la ofensiva del ejército de Damasco- apoyada por el aliado ruso- en Idlib, último bastión de grupos rebeldes y yihadistas en el país, la anunciada operación militar de Ankara arriesga iniciar un nuevo frente de crisis, agravando la emergencia humanitaria. Una situación que preocupa a las organizaciones humanitarias y pro derechos humanos, mientras que las diplomacias internacionales miran con atención al encuentro de fin de mes del neonato Comité constitucional

Sobre el drama de la población siria y las consecuencias para los niños, primeras víctimas del conflicto, AsiaNews recibió un testimonio del arzobispo maronita de Damasco, Mons Samir Nassar. A continuación lo que ha escrito:

 Una mirada inquieta

 El drama sirio se lee en toda su importancia en la mirada de los niños, que reflejan lo vivido tan duro y amargo.

estos niños, nacidos y crecidos durante la guerra, nos dicen muchas cosas sobre el calvario durísimo que tuvieron que soportar a la fuerza. Ya desde hace 9 años, con escasas ayudas o casi nulas.

Antes del inicio de las violencias, en 2011, los niños sirios miraban la vida con gran alegría y esperanza: ahora los mismos rostros expresan angustias, amargura y preocupación.

Angustia: delante de la muerte de los padres, de los amigos y de los vecinos. La desestabilización continua de la vida cotidiana y las olas que continúan un éxodo forzado. Angustia frente a la enorme violencia sin misericordia y la inestabilidad cotidiana. 

Amargura: en la mirada de los niños, delante de la indiferencia del mundo entero, al olvido, al abandono. La falta absoluta de solidaridad, delante de las miserias y de la enorme pobreza. Amargura pensando en las escuelas en ruina, al colapso del sistema educativo que sofoca los sueños de estos niños.

Preocupación: frente a la extrema incertidumbre por el futuro, a la falta de perspectivas, al multiplicarse los problemas sociales que dividen y destrozan a las familias ya de por sí frágiles y debilitadas por la crisis económica, por la falta de perspectivas futuras. Por la marginación de cuantos están entre los más pobres de la tierra. ¿Qué les queda para su futuro?

¿Qué podemos hacer para restituir la sonrisa a los rostros de estos niños? ¿Cómo podemos curar sus heridas y permitir a estos corazones tan puros olvidar las pesadillas de una guerra tan cruel? ¿Quizás deberíamos decirles que hagan morir la esperanza, pobres almas inocentes?

Esta cuestión se vuelve una prioridad, que todas las personas de buena voluntad deben afrontar y tratar de resolver. A esto, es necesario agregar una verdadera pedagogía del perdón, para asegurar una real reconciliación y perdón entre todas las partes.

“Dejen que los niños vengan a mí…” Mt 191,14. 

Samir Nassar Arzobispo maronita de Damasco 

Published in Noticias

22 de julio de 2019 - El Papa pide al presidente al-Assad que “haga todo lo posible” para detener la catástrofe humanitarian. El Papa Francisco ha enviado una carta al presidente de Siria, Bashar Hafez al-Assad, expresando su “profunda preocupación” por la situación humanitaria en el país, con especial referencia a las “dramáticas condiciones de la población civil en Idlib”, ha indicado Matteo Bruni, nuevo director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en la mañana del lunes, 22 de julio de 2019, día que comienza su mandato.

Esta mañana en Damasco, han entregado la misiva al mandatario sirio el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral, acompañado por el cardenal Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria, y por el subsecretario de dicho Dicasterio, el padre Nicola Riccardi.

Reanudación del diálogo

La protección de la vida de los civiles, la detención de la catástrofe humanitaria en la región de Idlib, iniciativas concretas para el regreso seguro de los desplazados, la liberación de los detenidos y el acceso de las familias a la información sobre sus seres queridos, así como las condiciones de humanidad para los detenidos políticos son las propuestas del Papa Francisco al presidente de Siria, en esta carta. Asimismo, el Papa llama de nuevo a la reanudación del diálogo y la negociación con la participación de la comunidad internacional.

El Pontífice renueva su llamamiento “para que sea protegida la vida de los civiles y sean preservadas las principales infraestructuras, como escuelas, hospitales y centros de salud. Realmente lo que está ocurriendo es inhumano y no se puede aceptar”, son las palabras del secretario de Estado del Vaticano, Mons. Pietro Parolin, en una entrevista realizada por Andrea Tornielli, director editorial de los medios de comunicación del Vaticano.

El Santo Padre pide al presidente al-Assad que “haga todo lo posible para detener esta catástrofe humanitaria, por la salvaguardia de la población indefensa, en particular de los más débiles, en el respeto del Derecho Humanitario Internacional”, explica el cardenal Parolin.

1,3 millones de desplazados

En esta zona viven más de 3 millones de personas, de las cuales 1,3 millones son desplazados internos, obligados por el largo conflicto en Siria a encontrar refugio precisamente en aquella zona que había sido declarada desmilitarizada el año pasado, explica el secretario de Estado del Vaticano. La reciente ofensiva militar se sumó a las ya extremas condiciones de vida que tuvieron que soportar en los campamentos, obligando a muchos de ellos a huir.

“El Papa sigue con aprensión y gran dolor el dramático destino de la población civil, especialmente de los niños que están involucrados en los sangrientos combates”, señala Mons. Parolin. Desafortunadamente la guerra continúa, no se ha detenido, los bombardeos continúan, varias instalaciones de salud han sido destruidas en esa zona, mientras que muchas otras han tenido que suspender sus actividades total o parcialmente.

Preocupación “humanitaria”

Según indica el cardenal Pietro Parolin, la iniciativa del Papa no es política, sino “humanitaria”: El Papa “sigue rezando para que Siria pueda recuperar un clima de fraternidad después de estos largos años de guerra, y para que la reconciliación prevalezca sobre la división y el odio”.

En su carta, el Santo Padre utiliza tres veces la palabra “reconciliación”: este es su objetivo, por el bien de ese país y de su población indefensa. El Papa anima al presidente Bashar al-Assad a hacer gestos significativos en este proceso de reconciliación tan urgente y da ejemplos concretos: cita, por ejemplo, las condiciones para el regreso seguro de los exiliados y desplazados internos y para todos aquellos que quieran volver al país después de haber sido obligados a abandonarlo. También menciona la liberación de los detenidos y el acceso de las familias a la información sobre sus seres queridos”.

Presos políticos

El Papa está “particularmente preocupado por la situación de los presos políticos”, comenta el cardenal Parolin, “a quienes –dice el Santo Padre– no se pueden negar condiciones de humanidad”. Según un informe de la Independent International Commission of Inquiry on the Syrian Arab Republic, habría decenas de miles de personas detenidas arbitrariamente. “A veces, en prisiones no oficiales y en lugares desconocidos, serían sometidas diversas formas de tortura sin tener ninguna asistencia legal ni contacto con sus familias. El informe señala que, lamentablemente, muchos de ellos mueren en prisión, mientras que otros son ejecutados sumariamente”, aclara Mons. Parolin.

Zenit

Published in Noticias

La settimana della Notte dei Testimoni, dal 12 al 19 marzo organizzata dall’Aiuto alla Chiesa che soffre (Acs) organizza in Francia, Lussemburgo e Italia una serie di incontri di testimonianza e di preghiera. Giunta quest’anno alla decima edizione, la “Notte dei Testimoni” vede “la partecipazione di testimoni di rilievo giunti per l’occasione dai Paesi in cui i cristiani sono vittime di persecuzioni e gravi violazioni della libertà religiosa”. Tra i grandi testimoni di quest'anno, suor Mona Aldhem, una suora siriana delle Suore della Carità che aiuta i suoi concittadini a ricostruire. La veglia nella Cattedrale di Notre-Dame, era presieduta da Monsignor Michel AUPETIT.

Tre testimoni di quest'anno per condividere le realtà dei loro paesi, Monsignor Theodore Mascaranhas, Segretario generale della conferenza episcopale indiana, che affronta l'inquietante ascesa del nazionalismo indù, Monsignor Fridolin Ambongo, nuovo arcivescovo di Kinshasa , che vuole stabilire la pace in un paese dove lo stato sta lottando per prendere possesso del suo territorio, e Suor Mona Aldhem, che nella periferia di Damasco e poi nel sud-ovest siriano è impegnata nella ricostruzione.

Published in Acontecimientos

29 de enero de 2019 – Cardenal Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria: después del conflicto que ha desgarrado Siria durante más de 7 años, el componente cristiano de la población siria probablemente ha caído a alrededor del 2 por ciento. Y la presencia cristiana en Oriente Medio corre el riesgo de extinción, no tanto por la destrucción de las iglesias, sino porque los hombres emigran al extranjero, mientras que las familias con un cónyuge cristiano y un musulmán seguirán la religión y la tradición islámica. Así es como el cardenal Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria, resumió el momento crítico que viven las comunidades cristianas presentes en Siria desde la época de la primera predicación apostólica. Así lo refirió en el blog de la Embajada húngara ante la Santa Sede, tras su reciente visita a Hungría.

Las consideraciones sobre la situación actual de las comunidades cristianas en Siria fueron expuestas por el cardenal Zenari durante una conferencia organizada en la sala principal de la Universidad Católica Péter Pázmány (PPKE) en Budapest, en colaboración con el Secretariado de Ayuda a los Cristianos Perseguidos y el programa Hungary Helps del Gobierno húngaro. A propósito del éxodo de cristianos, el cardenal informó que después de la Segunda Guerra Mundial seguían representando el 25% de la población siria, un porcentaje que había caído al 6% antes del conflicto. Entre las causas de esta disminución, el nuncio también mencionó el bajo índice de desnaturalización de las familias cristianas.

Tristan Azbej, secretario de Estado para la Ayuda a los Cristianos Perseguidos, y Balázs Orbán, secretario de Estado para la Presidencia del Consejo Húngaro, también participaron en el evento organizado en la Universidad de Budapest. En su discurso, Azbej dijo que "hay varias respuestas en el mundo al gran desafío de nuestro tiempo: la crisis económica, humanitaria y migratoria; y creemos que las soluciones elegidas por los gobiernos occidentales no son satisfactorias. Ellos han decidido apoyar la migración, invitando a la gente a abandonar su patria, mientras que Hungría sostiene, por el contrario, que lo mejor para cada persona es poder permanecer en su patria".

La visita del Cardenal Zenari a Hungría fue motivada principalmente por el lanzamiento oficial del programa de apoyo del gobierno húngaro al Programa "Hospitales Abiertos", para financiar la atención médica de unos 4.500 pacientes en centros de salud sirios a lo largo de un año. El 22 de enero, el propio primer ministro húngaro, Viktor Orbán, entregó al cardenal Mario Zenari (ver foto) el documento oficial relativo a la contribución húngara de un millón y medio de euros al Programa "Hospitales Abiertos", gestionado por la Fundación AVSI.

(GV) (Agencia Fides 28/1/2019).

Published in Noticias

20 de diciembre 2018 - Obispo sirio: el retiro de los EEUU un paso ulterior ‘hacia la finalización del conflicto’

Donald Trump anunció la “derrota” del Isis en Siria y el retorno de los militares estadounidenses. Mons. Audo: el país se dirige hacia la conclusión de la guerra. También entre los kurdos se enfría el proyecto de un Estado autónomo. Para el prelado el acuerdo entre Moscú y Washington será el acto final. Que los cristianos ayuden a superar el fundamentalismo.

El retiro de las tropas estadounidenses “es una ulterior confirmación que Siria, si bien en un modo lento y lleno de fatiga, se dirige hacia la finalización del conflicto” y a la búsqueda de una “solución” a largo plazo sobre la cual fundar “el futuro país”. Es cuanto afirma a AsiaNews, Mons. Antoine Audo, obispo caldeo de Alepo y ex-presidente de Caritas Siria, comentando el anuncio del presidente Trump que habla de “derrota” del Isis y el retorno a su patria de los soldados americanos. “La impresión general que se respira en el país-agrega el prelado- es que se vaya hacia una conclusión de la guerra”.

Mons. Audo visitó recientemente diversas parroquias de la región del nordeste, donde están dislocados la gran parte de las tropas americanas. Hablando no sólo de los cristianos, sino también con los mismos curdos, “el sentimiento difundido es que se esté yendo en la dirección de una progresiva unidad de Siria. Paz y unidad constituyen ya el pensamiento dominante”, si bien el conflicto no esté completamente aplacado. “El 90% de los kurdos - agregó- no cree en un Estado suyo autónomo, porque faltan los números y la fuerza para dirigirlo. Es por esto que consideran más conveniente volver bajo el paraguas del Estado islámico”.

Ayer el presidente Trump anunció el inicio del retiro de las tropas estadounidenses desde el nordeste de Siria, se despreocupan de las cuestiones internas- Defensa y Pentágono- y de los aliados internacionales, en particular el Reino Unido. Según los críticos la partida de los soldados de EEUU favorecería una reiniciación de las operaciones del estado islámico (EI- ex Isis) y dejaría el campo abierto a las operaciones anti-kurdas (aliados de los EEUU) de Turquía en la frontera con Siria.

Las tropas de los EEUU están desplazadas en el nordeste de Siria, entre la frontera turca y el área kurda y cuentan con cerca de 2 mil soldados, buena parte de las cuales están comprometidas en la lucha contra el Isis. Comentando la elección de Trump el senador republicano Lindsey Graham, cercano al presidente, definió como “un error flagrante, al estilo Obama” que podría tener “consecuencias devastadoras” para Siria y para la entera región medio-oriental.

Perplejidades llegan también del Reino Unido, donde el gobierno de Londres desmiente de hecho la proclama de la Casa Blanca sobre la derrota del Isis. “Queda mucho para hacer- afirma el ministro de Exteriores- y no debemos perder de vista la amenaza que ello representa”. Tonos diversos de Rusia, donde el vocero del ministro de Exteriores, María Zakharova subraya que la elección podría ser el viático para una “genuina, real perspectiva de acuerdo político”.

Para Mons. Audo la dirección final de la crisis siria será un “acuerdo entre americanos y rusos, en el cual cada uno ejercitará la propia parte de influencia sobre un sector diverso del país”. Y la vida podrá “reiniciar”, si bien por el momento no llegó todavía y “no se puede decir que la guerra haya realmente terminado. Quedan brotes de conflicto en Idlib, Daraa; no obstante, la convicción general es que se haya entrado en una fase sucesiva”.

Interpelado sobre la “derrota” de Isis, el prelado afirma que la cuestión es “complicada”. Daesh es una creación artificial-explica- que fue funcional a la guerra, a la agenda belicista y ahora concluyó el propio trabajo”. El problema de fondo del extremismo islámico y de los movimientos en ello inspirados es “interno a la religión, se refiere al encuentro con la modernidad, con la libertad de conciencia, con el enfrentamiento entre sunitas y chiítas alimentado desde el exterior”. En esta óptica, concluye: “nosotros como cristianos y como Iglesia católica podemos contribuir favoreciendo el diálogo y la confrontación. Este desafío es al mismo tiempo nuestra vocación”.

Published in Noticias

29 de octubre de 2018 - Mons. Audo, Obispo sirio, habla de una “señal positiva” para los sirios y hacia la comunidad internacional. Cerrado en 2012, en su interior conservaba miles de objetos y obras de arte antiguas. Ministro sirio: el patrimonio cultural “no fue destruido” por el terrorismo. Pero, las prioridades siguen siendo la pobreza y la migración juvenil.

La reapertura del museo nacional de Damasco tiene un “significado importante” para todo el país, porque parece testimoniar que en Siria “se ve la finalización de esta gran crisis” bién muchos pasos “todavía hay que realizarlos”. Es cuanto afirma a AsiaNews, Mons. Antoine Audo, obispo caldeo de Alepo y ex-presidente de Caritas Siria, según el cual “a nivel internacional”- como confirma el encuentro del fin de semana en Estambul- surgen elementos positivos para una finalización del conflicto.

“Esta reapertura-prosigue el prelado- es una de las señales que parecen reforzar el objetivo de reconstrucción que inició en el último período. Esta es una señal positiva al interior y al exterior. No todavía tiempo de celebrar la finalización de la guerra, pero algo se mueve realmente en una perspectiva de real cambio”.

El 28 de octubre en Damasco se realizó la ceremonia inaugural de reapertura de (parte9 del museo nacional, inaugurado en 1920 y cerrado desde hace más de 6 años a causa de las violencias y de las devastaciones de la guerra en Siria. En el año 2012 los responsables del centro habían dispuesto el bloqueo para proteger los objetos y las antigüedades presentes en el museo para evitar que los dañaran, los saquearan y las devastaciones.

Durante esa época gran parte de los tesoros fueron evacuados en gran secreto y puestos al seguro en diversas regiones secretas del país, en los territorios que quedaron bajo el control del gobierno. La elección de la reapertura es la confirmación de los intentos de desestabilización promovidos por el presidente Bashar al-Assad y por el ejecutivo, para demostrar al mundo un (aunque un poco lento) retorno a la normalidad.

El ministro sirio de Cultura, Mohamed al-Ahmad subraya que la reapertura del museo es un “sincero mensaje” al mundo sobre que el inmenso patrimonio cultural, histórico y artístico del país no fue destruido por el “terrorismo”. Ayer se realizó la reapertura de una parte de la estructura, pero el objetivo es el de volver a la total funcionalidad en un breve período. “Pondremos en muestra -explica el vice-director Ahmad Deeb- una parte de de los objetos que van desde la prehistoria a la época clásica e islámica”.

El jardín del museo permaneció abierto por toda la duración de la guerra, pero el edificio fue cerrado en concomitancia con los primeros lanzamientos de cohetes de los rebeldes contra la capital. A inicios del mes los responsables del sector cultura habían organizado una muestra de objetos y antigüedades dentro del Teatro de la ópera de Damasco.

En Siria hay más de 700 sitios arqueológicos de primera importancia, muchos de los cuales fueron destruidos, dañados o saqueados en estos años de guerra. Ambas partes en lucha son acusados de violación, si bien los que sacaron mayores ganancias fueron los grupos rebeldes y los yihadistas que en el comercio de objetos de arte encontraron un filón consistente para sus financiaciones.

El caso más famoso de devastación se refiere a la ciudad de Palmira, patrimonio de la UNESCO, conquistada por el Estado islámico (EI. ex Isis) que decapitó al director local de las antigüedades y utilizó la plaza central como lugar para las ejecuciones. Sólo gracias a la intervención de los rusos la zona volvió al control de ejército gubernamental.

El museo nacional de Damasco, subraya Mons. Audo, “es un centro importantísimo a nivel cultural para el país. Reabrirlo significa tratar de sanar una de las tantas heridas abiertas por esta guerra sangrienta, también si hoy otras son las prioridades: combatir la pobreza, superar la cuestión de la migración entre los jóvenes y por esto se necesita la ayuda de la comunidad internacional”.

El “renacimiento cultural está todavía lejos”, pero como país podemos decir que nos estamos moviendo” concluye el obispo y también Alepo quiere dar su contribución. “Aquí nosotros tenemos un coro de una veintena de jóvenes, guiados por un maestro de alto perfil que apenas concluyó una gira en Francia. A través del canto han querido dar una señal de presencia, de vitalidad y de recuperación a despecho y más allá de la guerra. El país debe continuar caminando”.

Published in Noticias

3 de julio de 2018 - Desmentidos los rumores de traslado a Líbano. El Patriarcado Sirio-ortodoxo de Antioquía desmintió oficialmente los rumores que apuntaban a un traslado inminente de la sede patriarcal de Damasco a Atchaneh, en Líbano. Según la oficina de comunicación del patriarcado, el Patriarcado permanecerá en Siria, a pesar de los muchos factores que durante los siete años del conflicto sirio señalaban la conveniencia de transferir la sede patriarcal a otros países.

La reciente inauguración de una filial del Patriarcado en Atchaneh, en el país de los Cedros, también contribuyó a los rumores de un posible traslado desde Siria del Patriarcado. El cuartel patriarcal antioqueno, que también lleva el título del Patriarcado de Antioquía de los Sirio-ortodoxos, siempre se ha ubicado en la capital siria, primero en Antioquía (ahora en territorio turco) y luego en Damasco.

Desde el Patriarcado aseguran que la sede del patriarcado Sirio-ortodoxo en el Líbano funciona desde los años 70 con el fin de asegurar el servicio pastoral a los Sirio-ortodoxos presentes en el país. Líbano es una parte inseparable de los territorios de raíces históricas de las comunidades ortodoxas sirias. La inauguración del nuevo centro en Líbano, en palabras del patriarca Sirio-ortodoxo Mar Ignatios Aphrem II, “es una respuesta a todos los que han trabajado para debilitar la presencia de los cristianos en el Medio Oriente”. Al mismo tiempo, la iniciativa de la Iglesia Sirio-ortodoxa para abrir una universidad privada (la Akhtal Private International University, en Qamishli, en la provincia siria de Hassakè, con una sede en Maarat Saidnaya, donde se encuentra el monasterio de Sant'Efrem, sede del Patriarcado Sirio-ortodoxo) confirma indirectamente que no hay ningún plan para transferir la sede principal del Patriarcado fuera de las fronteras sirias.

(GV) (Agencia Fides 2/7/2018)

Published in Noticias
Página 1 de 7

arrow rtl volver

Partout dans le monde

passpartDescubra la revista de las Hermanas de la Caridad de Santa Juana Antida Thouret: una ventana abierta sobre la Congregación, la Iglesia y del mundo.

Si quieres saber la revista y recibir un número gratuito, usted puede enviar su solicitud a Esta dirección de correo electrónico:
m.jacqueline@suoredellacarita.org

www.partoutdanslemonde.it

Publicaciones

filo1

Esta sección presenta los principales libros que se relacionan con la historia de la Congregación, la vida de Santa Juana Antida y Sante. Y luego Cuadernos Espiritual, DVDs, y mucho más...
libri

 

leer mas

Utilidades
 Links
filo3
 Contactos
filo3
 Area Reservada
filo3
 Pedido de acceso al área reservada
filo3
 Inscripción en Newsletter
filo3

Segui en directafilo3