«Servir a Jesús en la persona de los pobres».

El primer domingo de Adviento de 2018 fue realmente un día muy significativo para nuestros preadolescentes que terminaron su sexto año de escuela en nuestras comunidades educativas: «Nuestra Señora de Caacupè y San Roque Gonzales de Santa Cruz» de Fernando de la Mora, Paraguay.

Hemos iniciado un proceso de evangelización y autoconocimiento con la metodología de la «Caza del Tesoro» que no es el juego que todos conocemos sino un método que nos ayuda a conocernos a nosotros mismos a través del Proyecto de Vida que Dios siempre ha pensado y soñado para cada uno de nosotros.

Ya estamos utilizando esta metodología con diferentes grupos de adolescentes, jóvenes y padres de familia del catecismo y esta vez queremos utilizarla para nuestros alumnos que han terminado la escuela primaria en nuestros colegios este año y el año pasado y todos aquellos de esta edad que quieran venir y unirse a esta «Aventura de los Tesoros de Santa Jeanne-Antide» como hemos llamado a este pequeño grupo.

Fue un domingo festivo para reunirse, para jugar y rezar, la alegría de reunirse después de un año de ausencia y hacer nuevos amigos le dio a este día un toque especial de alegría y fraternidad.

También es muy importante la presencia de algunos padres y madres con los profesores y directores que se han comprometido con esta misión con los jóvenes que ya han vivido la «Caza del Tesoro»; todo el proceso está acompañado por la Sra. Raquel Cáceres, responsable de la pastoral vocacional juvenil en la región de Paraguay.

Es un momento de siembra de semillas y de esperanza de acompañamiento y responsabilidad, tratando de dar respuestas concretas a los desafíos que tantos preadolescentes y jóvenes a nuestro alrededor viven hoy en día.

En verdad os digo que «todo lo que hicisteis al más pequeño de mis hermanos, a mí me lo hicisteis» (Mt 25, 40).

Hna. Monica Binda